La Rehabilitación significa algo más que quitar la mala vista. De hecho, creemos  que lo más importante de un edificio es LO QUE NO SE VE. Por eso valoramos la situación estructural, mejoramos la habitabilidad mediante técnicas novedosas y aprovechamos la intervención para que la accesibilidad se tenga en cuenta.
Los edificios existentes  merecen un estudio detallado de su situación estructural  y el conocimiento de las técnicas constructivas de  la época en la que se construyó.  Cada rehabilitación necesita una solución específica para que la intervención  no genere patologías constructivas que el edificio no tenía antes de actuar sobre él.